CRITERIOS PARA ELEGIR UN TEXTO

12 Sep

CRITERIOS PARA ELEGIR UN TEXTO

He leído muchos de los aportes que han hecho los compañeros y es claro y evidente que todos, tenemos la razón, unos más otros menos, sin embargo, sin prestarme al juego de lavarnos las manos, es evidente que a pesar de que todos estamos de acuerdo en la importancia que tiene la selección objetiva de un texto, casi ninguno se ha sentado a reflexionar antes de hacerlo, siguiendo criterios de calidad como los analizados en las diversas lecturas.

El docente en cualquier parte del mundo, en su institución, diariamente maneja un sin números de textos escolares y, por lo general no le otorga la importancia de la evaluación para elegir el texto, sólo se interesa por determinada editorial, basado en la información de primera mano que le entrega el colega, muchas veces, superflua y sin criterios reales de calidad.

Para los libros de texto, Martínez (2003), citando a Richaudeau (1981), aunque no se extiende en los aspectos a evaluar, nos expone algunos principios, que tienen que ver con el diseño y la confección de libros de texto y que es importante tener en cuenta en el momento, no sólo de evaluar el libro, sino en el momento de diseñar un medio como ese.  A saber:

  • Primer principio. En la cultura occidental se ha impuesto la exploración de la página de izquierda a  derecha y de arriba a abajo. Por esto es recomendable que el título del libro se ubique arriba y en el caso de tener notas u otros elementos se resaltan en el margen izquierdo.
  • Segundo principio. Es evidente que lo visualmente fuerte, atrae el ojo del lector. Por esto se recomienda el uso de recursos tipográficos que realicen esa función.
  • Tercer principio. Los contornos de los bloques tipográficos condicionan la percepción. Por ejemplo, el mayor o menor espacio en blanco que se encuentre rodeando  un texto es un recurso a utilizar para  atraer la atención.
  • Cuarto principio. La capacidad de discriminación del ojo en una página es limitada. Con esto se aconseja una economía de medios al momento que se pretenda hacer una diagramación.
  • Quinto principio. Si un lector ha de buscar información en un libro, hojeándolo, lo hará buscando en la parte superior, en el lado izquierdo y en el lado derecho de las hojas.
  • Sexto principio. Lógicamente las ilustraciones grandes, llaman más la atención del lector.
  • Séptimo principio. En congruencia con el anterior principio, el lector va a sentir más atracción por ilustraciones a color que en blanco y  negro.
  • Octavo principio. Los dos últimos principios se pueden atenuar o incluso, anularse, si se usan ingeniosamente los principios primero, tercero y cuarto.

Marquès Graells, (2000), recuerda que para que un material didáctico resulte eficaz en el logro de unos aprendizajes, no basta con que se trate de un “buen material”, por esto es importante que al momento de ir a seleccionar recursos educativos, (en este caso un libro texto) además de su calidad objetiva se debe considerar en qué medida sus características específicas (contenidos, actividades, objetivos) se encuentran acordes con los principales aspectos curriculares del contexto educativo de la institución, por ejemplo:

  • El texto en qué nos puede colaborar con los objetivos educativos que se pretenden alcanzar.
  • Esos contenidos que se pretenden tratar utilizando el texto, deben estar acordes con los contenidos del área a trabajar.
  • Es importante recordar que los estudiantes deben tener unos mínimos conocimientos previos para poder usar el texto en cuestión, en el área que se requiera para que los resultados finales sean los mejores.
  • En el momento de seleccionar el material educativo se debe tener muy claro cuáles son las características del contexto en el cual se va a desarrollar la labor educativa.
  • Qué tipo de estrategias didácticas se piensan implementar o diseñar con la utilización del material didáctico elegido.

Por estas razones, es importante recordar  como lo hace Mejía Botero (2007) a todos y cada uno de los docentes que en el momento de seleccionar el material educativo a usar con sus estudiantes, debe tener en cuenta todos aspectos posibles y recordar los elementos curriculares establecidos para el área en particular. Esta cuidadosa y selectiva revisión permitirá diseñar actividades de aprendizaje, estrategias y metodologías más acordes con el contexto y la realidad institucional y por ende se podrá obtener mejores resultados.

REFERENCIAS

Martínez Sánchez, F. (2000). “El libro de texto como medio didáctico”. En Cabero, J. (coord.). Medios Audiovisuales y Nuevas Tecnologías para la formación en el siglo XXI. Murcia: Diego Marín-EDUTEC. Capítulo 1.

Marquès Graells, P. (2000) Los medios didácticos. Recuperado de  http://peremarques.pangea.org/medios.htm el 11 de agosto de 2010

Mejía Botero, W. (2007) ¿Sabe usted elegir libros de texto? Recuperado de  http://www.eleducador.com/col/contenido/contenido.aspx?catID=108&conID=208 el 8 de septiembre de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Es's Blog

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: